9 cosas que hacer antes de dejar un matrimonio abusivo

La violencia doméstica se trata de control. La agresión es una reacción primitiva e inmadura a una sensación de impotencia y una pérdida de control por parte del abusador.

Si se está preparando para dejar un matrimonio abusivo, debe esperar que el abusador sienta aún menos control. En otras palabras, espere problemas y esté preparado para los problemas. Haga lo que sea necesario para protegerse físicamente al tener un plan sólido antes de partir. 

9 acciones que debes tomar antes de dejar un matrimonio abusivo.

1. Entrevista con un abogado. Preferiblemente uno con experiencia en el manejo de problemas de violencia doméstica. Si cree que su seguridad está en riesgo, obtenga una orden de restricción civil o penal y téngala en vigor antes de irse. Un abogado podrá guiarlo a través del proceso para obtener y protegerse mediante una orden de restricción. 

2. Tener un lugar adonde ir. Investigue los refugios locales para mujeres víctimas de violencia doméstica, pregúntele a una amiga si puede quedarse con ella o si puede pagar el alquiler de un apartamento, pero no le dé la dirección a su esposo. 

3. Huir en medio de la noche o, de improviso, te deja sin ningún lugar adonde ir más que con tu abusador. No espere hasta el próximo ataque contra usted, ponga su plan en marcha, tenga un lugar adonde ir y váyase cuando esté tranquilo y sereno. 

4. Lleve consigo copias de documentos importantes y artículos personales como:

  • Actas de nacimiento, licencia de conducir, tarjeta de seguro social, tarjetas de seguro médico, escritura de cualquier propiedad que posea y extractos de cuenta bancaria del pasaporte, dinero y tarjetas de crédito.
  • Copias de cualquier orden de restricción pendiente u orden judicial que tenga contra su esposo / esposa.
  • Ropa y efectos personales necesarios.

5. Si se muda a una residencia unifamiliar, instale iluminación exterior y un sistema de seguridad en el hogar si es posible. Conozca a sus vecinos y pídales que le avisen si ven a alguien husmeando en su propiedad.

No es ninguna vergüenza compartir su historia con nuevos vecinos, amigos o familiares. Está en una posición en la que necesita toda la ayuda que pueda obtener. Hágales saber a los demás por lo que está pasando para que puedan estar allí para ayudar cuando necesite ayuda. 

6. Obtenga un apartado postal y llene una tarjeta de cambio de dirección en la oficina postal. Haga que le envíen su correo al apartado de correos, no al lugar donde vivirá después de dejar a su abusador.

7. Hable con los maestros y el principio de su hijo. Hágales saber lo que está pasando y pida ser notificado si su abusador se presenta en la escuela. Deje copias de cualquier orden de restricción u orden judicial que tenga relacionada con la situación.

8. Adquiera un teléfono celular. Los teléfonos móviles prepagos son excelentes porque no se pueden rastrear las llamadas. No le dé su número de teléfono celular o de casa a su abusador ni a nadie que pueda dárselo.

9. Hable con familiares y amigos de confianza para estar rodeado de un sistema de apoyo. Aproveche el apoyo que tienen para ofrecer.

Como ya he dicho, no puedes alejarte de una relación violenta sin un fuerte sistema de apoyo. Ese sistema de apoyo consistirá en su abogado, un buen terapeuta si puede pagar uno, amigos, familiares y organizaciones locales establecidas para ayudar a alguien en su situación.