Compatibilidad amorosa entre Leo y Escorpio

Leo y Escorpio son amantes legendarios, donde la pasión se encuentra con una lealtad feroz y picos en un conflicto feroz. 

Algunos advierten "peligro, peligro" cuando Leo y Escorpio se encuentran, pero hay un hervor hirviendo que mantiene las cosas al rojo vivo. Si hay química, Leo y Escorpio encuentran la intensidad sostenida y el drama que buscan en el amor.

Leo enamorado es orgulloso, generoso y exigente.

Escorpio enamorado es poderoso y envolvente.

Escorpio puede ser técnicamente un signo de agua, pero con Plutón (y Marte) como gobernantes, son signos de fuego honorarios: Escorpio es el mítico Fénix que surge de las cenizas. La alianza Leo y Escorpio se trata de agitar el caldero creativo, para expresarse y manifestar todo lo que desean. Este es un dúo de poder si el poder personal de cualquiera de ellos no se convierte en un arma hiriente. Los riesgos son grandes y también lo son las recompensas.

Si los fuegos de Leo y Escorpio son creativos y continuamente purificantes, este es un asunto que dura. Un tema clave es la catarsis: encontrar un camino a través de una pelea, crear juntos o hacer el amor. En este matrimonio por amor, la confianza para superar los momentos crudos lo es todo.

Poder como afrodisíaco

Escorpio admira el resplandor de Leo y atrae al león con su propio magnetismo misterioso. La calidez de Leo derrite la seriedad inicial de Escorpio y gana su confianza con franqueza y generosidad. La persona profundamente anclada y enfocada de Escorpio es un gran atractivo para Leo, ya que siente a alguien que apoyará sus propias ambiciones. Entienden las nerviosas defensas del ego del otro, e incluso pueden disfrutar de la tensión que crean sus fuertes voluntades.

Escorpio gobernado por Plutón tiene la intensidad de un signo de fuego, pero con un radar psíquico-intuitivo que atrapará a Leo haciendo cualquier cosa disimulada. Ambos son celosos y posesivos y necesitarán establecer reglas básicas y aprender a pelear de manera justa. Cuando alguno de los dos se siente traicionado, la relación sufre el aguijón del Escorpión y el rugido ensordecedor del León. Una pérdida de confianza convierte a estos depredadores zodiacales en el formidable enemigo que llevan dentro. Como ex, pueden ceder a una política de tierra arrasada, sin dejar restos de buena voluntad.

Si evitan el peor de los casos, las muchas parejas Leo-Escorpio demuestran que este es un combo dinámico que se estimula mutuamente a mayores alturas. Escorpio intuye la necesidad de elogios del León y ofrece comentarios que tienen peso. Una zona de peligro se hiere entre sí y es inflexible. El arte de perdonar, dar y recibir, es un bálsamo de amor. Sin embargo, tiene que ser sincero y sincero, ya que estos dos signos son muy orgullosos y conscientes de su propio poder.

Cualquier manipulación o juego de poder se resiente profundamente y es difícil de deshacer (y dejarse en el pasado). Si el equipaje se amontona demasiado, resulta agotador transportarlo. Mucho dependerá de qué tan preparado esté cada uno para enfrentar lo que está bien defendido en su interior y de confiar lo suficiente como para ser vulnerable con el otro. Un compromiso ayuda, pero tiene que ser fuerte y con raíces profundas.

Las formas sonrientes y el sentido de celebración de Leo atraen a Escorpio a estados de ánimo que sacan lo mejor de su naturaleza compleja y amorosa. Su vida íntima es por turnos intensa y divertida, y una gran liberación para las tensiones que se acumulan entre ellos. Si se resisten a llevar la relación por un precipicio, hay un sentido de lealtad y una excitante química sexual que es más que suficiente para mantener una pasión de por vida.

Leo y Escorpio al revés: pasión; fuertes voluntades; compartir impulso creativo enfocado; ambición; capacidad para manifestarse alto; fuerte impulso sexual.

Desventaja de Leo y Escorpio: exes amargos o vengativos; difícil ser amigos después de una ruptura; el poder impulsa fuerte; atrapado en surcos contenciosos.

Elemento y Calidad Fuego fijo (Leo) y agua fija (Escorpio)