Compatibilidad amorosa entre Virgo y Acuario

Virgo y Acuario son personajes geniales con muchas peculiaridades. Podría decirse que son los signos más particulares del zodíaco. Ambos son prácticos sobre sí mismos, aunque eso no significa que no haya mucho por descubrir. Si hay un comienzo civilizado y otra química en la carta natal, podrías tener un ganador.

Sin embargo, aparece una gran diferencia cuando deciden qué hacer juntos. A Virgo le gusta mirar hacia adelante e imaginar dónde se estacionarán, qué tan lejos caminarán, etc. A los acuarianos airosos les gusta hacer cosas sobre la marcha y cambiar de planes si cambian los vientos.

¿Virgo se enfada cuando Acuario tiene una repentina necesidad de hacer volar las reservas? ¿El comportamiento errático de Acuario saca a relucir el lado oscuro de Virgo? ¿El perfeccionismo rígido de Virgo saca a relucir el lado oscuro destructivamente rebelde de Acuario?

Ahí es donde comienza cualquier problema, con el Waterbearer inquieto por revolver el ritmo habitual con experiencias increíblemente novedosas. Los Virgo son planificadores y muy sensibles a su entorno físico. El lado nervioso de Virgo sale a la luz cuando se los empuja más allá de su zona de confort.

Virgo in Love es práctico, observador y sensual. Acuario enamorado es experimental, rebelde y pensador.

Actitud hacia lo nuevo

La diferencia de ritmo y reacción a nuevas experiencias puede impregnar todo el asunto. Este emparejamiento obtiene puntos extra por el grado de desafíos relacionados. Sin embargo, existen matices de similitud que pueden constituir un punto de partida. Como siempre, mire el cuadro completo. Si hay una química amorosa asombrosa, probablemente tengas otros factores en juego.

El asunto comienza en la mente, ya que ambos se creen pensadores agudos. Cada uno aporta una perspectiva refinada y un conjunto de opiniones a la mesa. Ambos son algo distantes emocionalmente y no les gustan mucho los PDA. Pueden cubrir sin pasión muchos temas.

Encuentran un interés compartido en discutir temas sociales, aunque Acuario parece buscar nuevas soluciones, mientras que Virgo se apega a lo probado y verdadero. Ambos pueden ser arrastrados por un celo reformador. Ambos intentan ser una fuerza para el bien en el mundo, pero lo hacen de formas muy diferentes.

Presencia social

En las citas, aparece el Acuario, pero no de la manera puntual que hace que Virgo se sienta respetado. El portador de agua es amistoso de una manera de gran alcance, mientras que a Virgo le gusta insistir en los detalles de una relación. La incertidumbre de Virgo crece a menos que haya signos de sincera devoción.

Al Acuario no le gusta estar encerrado en el compromiso o la rutina. Pero estas dos cosas ayudan a los Virgo a relajarse y comenzar a revelar su yo más profundo en una relación. Si Virgo se mantiene nervioso y a la defensiva contra las energías caóticas, podrían comenzar a alejarse. Resolver eso es un tema central para esta pareja. Es útil tomarse un tiempo separados, y ambos signos tienen un lado más solitario que equilibra su unión.

Aunque aparentemente ambos parecen fríos y distantes, las diferencias de temperamento son muchas. A Acuario le gusta romper tabúes, mientras que Virgo por regla general prefiere perfeccionar lo conocido. Acuario es genial físicamente y le gusta experimentar en el dormitorio. Virgo es cálido y terrenal, pero a menudo prefiere lo simple y tradicional a cualquier cosa demasiado pervertida. Ambos pueden ser inescrutables, lo que puede terminar haciendo que la relación sea peculiar y que se desarrolle en sus cabezas. Ninguno de los dos lleva el corazón en la manga.

Orden y caos

En casa, Virgo podría terminar siendo el ordenado y responsable con el ceño fruncido. Los acuarianos se pierden en su propio mundo de ideas y, a menudo, dejan pasar las responsabilidades mundanas. Virgo cae en el papel de molesto, y las críticas están dirigidas directamente al despreocupado Acuario. El portador de agua decide que Virgo es una decepción que está tratando de microgestionar su vida. Estos dos signos llevan la firma de Orden (Virgo) y Caos (Acuario), y la relación puede estar marcada por cambios salvajes en cualquier extremo.

Cuando están en armonía, las visiones prácticas de Virgo ayudan al voluble Acuario a llevar sus sueños a la tierra. El don de Virgo para el discernimiento puede ayudar al Portador de Agua a enfocarse en una meta que valga la pena y a trazar los pasos. Acuario muestra a Virgo el panorama general y evita que sigan una pista demasiado estrecha. Acuario lleva a Virgo a ver las cosas desde una perspectiva más elevada, aunque solo sea por un momento.

El regalo de Virgo a Acuario es ayudarlos a estar en sus cuerpos y a conocer los sutiles placeres de los sentidos. Cuando Acuario puede volar y Virgo siente que hay un ancla, esta relación, aunque es un emparejamiento incómodo, puede funcionar.

  • Al revés: Erudito; atraído por espacios mínimos y limpios; compasivo; campeones de los más vulnerables de la sociedad; perspicaz natural; prefiere la calidad a la cantidad; comprometido
  • Abajo: Obstinado; crea vidas secretas; compartimentado; remoto; frío; infiel
  • Elemento y Calidad: Tierra mutable (Virgo) y aire fijo (Acuario)