Definición de gracia social para amigos y conocidos

La gracia social se refiere al comportamiento y actitud general de ser cortés y acogedor con las personas. Son las reglas de la sociedad para la bondad aceptable. Esto es extremadamente importante para desarrollar amistades, pero también es importante en todas las demás relaciones. Necesitas llevarte bien en el mundo en casa y en el trabajo. Usar la gracia social es la forma de hacerlo.

Si hay una regla importante sobre la gracia social, es la autoconciencia. Entender cómo te estás comportando con la gente. ¿La gente te ha dicho que no tienes ni idea? ¿A menudo te dicen lo grosero que eres? Estas son pistas de que necesita un poco de ayuda con los modales y la etiqueta. 

Cómo comportarse con gracia social

La gracia social es tan rara hoy en día que cuando otros la ven en otra persona, se dan cuenta. Si puedes mostrarles buenos modales y amabilidad, destacarás. Serás alguien por quien los demás se sentirán naturalmente atraídos. 

Esto significa anteponer las necesidades de los demás a las tuyas en algunos casos, como ofrecer una silla a una persona mayor en lugar de sentarse primero en ella. También significa prestar atención a su propio comportamiento para asegurarse de no ofender a los demás.

La gracia social es extremadamente importante al conocer nuevos amigos. Las relaciones pueden desarrollarse a un ritmo más rápido si muestra cortesía hacia otra persona. A medida que avanza la amistad y los amigos se sienten más cómodos entre sí, las gracias sociales se relajan. Por ejemplo, cuando seas nuevo amigo de alguien, probablemente te propongas interrumpir menos durante la conversación. No te ofenderás tanto cuando te interrumpa porque comprenderás la intención detrás de eso.

La gracia social incluye cosas como:

  • Hacer presentaciones adecuadas a las personas.
  • Escuchar y no interrumpir una conversación.
  • Usar buenos modales en la mesa.
  • Mantener una buena etiqueta de teléfono celular.
  • Tenga cuidado de no meterse el pie en la boca.

Desarrollando la gracia social

Algunas de las reglas básicas de la sociedad que nos enseñaron nuestros padres ("No interrumpas", "espera tu turno") son componentes clave de la gracia social. Si bien puede aprender sobre etiqueta, desarrollar la gracia social a menudo requiere tiempo y la capacidad de prestar atención. En lugar de concentrarse en lo bien que lo está pasando o si puede hablar sobre su última historia de éxito, espere y observe a los demás en la sala. ¿Parece que fruncen el ceño cuando empiezas a hablar? Si lo hacen, es muy probable que los estés aburriendo o los hayas interrumpido.

En cada nuevo evento o entorno en el que se encuentre, preste atención a lo que sucede a su alrededor. ¿Alguien necesita una silla? ¿Es una persona abanicando su cara y por lo tanto cálida? ¿Hay alguien sentado en un rincón que no se ha unido a la conversación? Vea si puede ayudar en alguna de estas situaciones.

También puedes aprender la gracia social tomando nota de lo que encuentras de mala educación en los demás. Si odias cuando alguien no te presenta o atiende cada llamada de teléfono celular que recibe mientras está parado frente a ti, esos son comportamientos para asegurarte de no duplicarte nunca.

Gracia social y amistad

La gracia social es extremadamente importante cuando se trata de amistad. Al encontrar un amigo, quieres a alguien sincero que te apoye y con quien también puedas divertirte. Si una persona presta atención a tu nivel de comodidad y tiene buenos modales, es más probable que la conozcas mejor que alguien que te haga sentir incómodo o avergonzado de estar cerca.

Si bien la gracia social tiende a aflojarse un poco para los buenos amigos, los principios detrás de ellos siguen siendo una buena idea para recordar. No necesitas ser formal o estirado para tener gracia social, simplemente debes asegurarte de que tu comportamiento no sea ofensivo y de que estás haciendo que otras personas se sientan especiales. Eso solo llegará lejos en la amistad.