Entonces quieres ser un bailarín gay

Los bailarines gay son populares en muchos bares gay. Ya sea en la parte superior de un bar lleno de gente con vestidos diminutos o como parte de una actuación en el escenario real, ir a bailar gay es una realidad para algunos hombres gay y una fantasía para muchos otros. Hay formas de convertirse en un bailarín gay y, sin embargo, evitar la parte más vulnerable de la industria. Aclara algunas cosas antes de convertirte en un bailarín gay.

Necesitas conocer tu moral

El dinero y la aventura de bailar pueden atraerle, pero ¿su propio indicador moral interno apoya el deseo? Solo usted puede emitir un juicio por sí mismo. Asegúrate de estar cómodo en el escenario y en el interior.

Necesitas conocer tu cuerpo

Todos los ojos están puestos en ti cuando bailas. Si no te sientes perfectamente cómodo con tu físico, se notará. No todos los bailarines tienen un cuerpo hermoso y no todos los lugares requieren que tengas una imagen perfecta. Establezca su propio objetivo de imagen corporal personal y cúmplalo.

Necesitas un nombre y un personaje

Los afortunados nacen con nombres geniales y pegadizos, pero la mayoría de nuestros padres no tenían en mente el entretenimiento cuando firmaron nuestros certificados de nacimiento. Elija un nombre artístico que le guste a usted y a la multitud. La mayoría de los bailarines se apegan a un nombre de una palabra que se adapta a su personalidad. Su nombre también deja una impresión de quién es usted como bailarín y como persona. Recuerda, se trata de la ilusión. Deja la pifia en casa.

Necesitas un lugar

La desnudez total no está permitida en la mayoría de los bares o clubes. Conozca sus reglas antes de acercarse a ellos. Ve a ver espectáculos de baile en los bares gay de tu zona. Observe cómo los bailarines interactúan con la multitud y el personal del bar: ¿Se permite al público tocar a los bailarines? ¿El personal es amigable? ¿Se están solicitando hombres? ¿Cómo son las propinas? Haga coincidir el ambiente del bar y los bailarines con sus propios requisitos.

Necesitas un disfraz

Un par de jeans rotos y un sombrero pueden no parecer un disfraz, pero lo es mientras un hombre gay baila. Puede notar que cada bailarina (al igual que cada drag queen) usa constantemente un cierto estilo de ropa. Algunos son más llamativos que otros, pero la mayoría se ajusta a la personalidad del bailarín. Con el tiempo, el público llega a conocer la personalidad del bailarín y puede anticipar el estilo de ropa que usará. No todos los bailarines se reducen al mínimo. Encuentra el estilo que mejor se adapte a ti.

Necesitas una licencia

Algunos estados o gobiernos locales exigen licencias de cabaret para bailarines. Estudie la ley en su área. Llame a la estación de policía local o a la oficina gubernamental y pregunte sobre los permisos o licencias especiales requeridos para bailarines exóticos en su área. Puede recibir una multa y una multa por bailar ilegalmente, así que conozca la ley.

Necesitas una tarifa de pago

Conozca a otros bailarines antes de decidirse a hacer un movimiento. Conocer a otros bailarines puede ayudarte a evaluar la industria. Pregúnteles sobre la tarifa de pago actual en su área, que generalmente es una tarifa fija más propinas. Las tarifas de pago generalmente se negocian con el propietario del bar o el productor del espectáculo. Asegúrate de no subestimarte a ti mismo ni a los demás bailarines solo para conseguir el trabajo. Hacer esto eventualmente puede reducir la tarifa de todos. Cíñete a la tarifa actual.

Necesitas protegerte

  • Conozca sus límites. El hecho de que seas un bailarín gay no significa que tengas que ser más. Atraerá favoritos, pero establezca sus límites con cada uno.
  • Mantenga la acción en el escenario. La mayor parte del baile tiene que ver con la ilusión. No cruce la línea invisible entre el escenario y la multitud.
  • Proteja su identidad. Utilice siempre su nombre artístico y evite dar información personal.
  • Haz de la seguridad tu amiga. Haga que el personal de seguridad del bar lo acompañe hacia y desde su automóvil. Esté atento a su seguridad personal.