Mitos y conceptos erróneos de las máquinas tragamonedas

Ningún otro segmento de la industria del juego se ha beneficiado más de la revolución tecnológica que las máquinas tragamonedas. Una vez considerada la fea hijastra colocada en el piso de juego para apaciguar a las esposas de los jugadores de mesa, la máquina tragamonedas se ha transformado en la princesa de las hadas del mundo del juego. Con ella, ha traído una dote de riquezas que nadie hubiera imaginado para el casino y también algunos jugadores afortunados. Hace más de veinte años, la máquina tragamonedas representaba el 30 por ciento de las ganancias de los casinos. Hoy representa alrededor del 70 por ciento. La tecnología informática y la capacidad de jugar con poco o ningún conocimiento sobre el juego hace posible ofrecer botes que cambian la vida lo suficientemente grandes como para convertir a un pobre en un rey.

Sin embargo, el hecho de que no se necesitan muchos conocimientos de juego para jugar significa que la mayoría de las personas no comprenden el funcionamiento interno de las tragamonedas, lo que hace que sea fácil explicar una pérdida o una ganancia con una lógica falsa. Como cualquier otro "cuento de esposas", estos se transmiten de persona a persona hasta que se convierten en el evangelio. La mayoría de estos mitos y conceptos erróneos son inofensivos, pero pueden aumentar su frustración y quitarle algo del disfrute de su visita al casino. Echemos un vistazo a algunos de los mitos más populares y la verdad detrás de ellos.

Mito # 1

Alguien ganó un premio mayor en la máquina que acaba de dejar, por lo que habría ganado ese premio mayor si hubiera seguido jugando.
Esta es probablemente una de las nociones más comunes sobre los juegos de azar en las máquinas tragamonedas, pero es evidentemente falsa. Las máquinas tragamonedas tienen un chip de computadora en el interior que ejecuta el generador de números aleatorios (RNG). El RNG recorre continuamente los números incluso cuando no se está jugando con la máquina. Estos números corresponden a las paradas en la rueda que muestran los símbolos de ganar o perder que ve cuando se detienen los carretes. Cuando presiona el botón de giro o tira del mango, el RNG elige la combinación en ese microsegundo dado. Si se hubiera quedado en la máquina, es muy poco probable que hubiera detenido el RNG en el nano-segundo exacto para mostrar la misma combinación de números. En el tiempo que lleva hablar con un amigo o tomar un sorbo de su bebida, el RNG ha pasado por miles de combinaciones.

Mito # 2

Puede saber las probabilidades de ganar contando los símbolos en cada rueda. 
De hecho, no puedes. El RNG genera un número para cada giro. Puede haber cientos de paradas virtuales en cada rueda aunque solo vea unos pocos símbolos. Por ejemplo, puede ver 20 símbolos en cada rueda de una máquina de tres carretes. Calcula 20 x 20 x 20 = 8,000 combinaciones y su probabilidad de ganar el premio mayor es 1 en 8000. En realidad, el chip de computadora puede programar 256 paradas para cada rueda, lo que hace que las probabilidades sean de 256 x 256 x 256 = 16,777,216 combinaciones. Poder generar millones de combinaciones es la razón por la que las tragamonedas pueden ofrecer grandes beneficios.

Mito # 3

Los casinos pueden aflojar o ajustar las máquinas tragamonedas con solo tocar un interruptor.
En realidad, las máquinas tragamonedas tienen un chip de computadora que determina el porcentaje de recuperación. Estos están predeterminados en la fábrica. Para que un casino cambie el reembolso, tendría que cambiar el chip. En la mayoría de las jurisdicciones, existe un papeleo que debe llenarse y enviarse a la Comisión de Control del Casino para cada máquina si se cambia el chip. Lleva mucho tiempo y los chips son muy caros. Por esta razón, es más económico decidir los porcentajes de recuperación antes de comprar las máquinas y hacer que la fábrica las envíe con el chip adecuado.

Mito # 4

Una máquina que no ha estado pagando está a punto de chocar.
No hay forma de determinar si una máquina debe impactar. Cada giro es una ocurrencia aleatoria y no tiene nada que ver con lo que sucedió anteriormente. No juegues nunca más de lo que deberías debido a este concepto erróneo; si lo haces, será devastador para tus fondos.

Mito # 5

La temperatura de las monedas jugadas afectará la forma en que paga una máquina.
Desafortunadamente, la máquina no se ve afectada por la temperatura. No importa si juegas con monedas calientes, frías, viejas o nuevas. La ranura para monedas es un dispositivo mecánico y no tiene sensibilidad. 

Mito # 6

Si usa su tarjeta del club de tragamonedas, la máquina pagará menos.
Este bien puede ser el mito más dañino de todos. No existe un vínculo entre el lector de tarjetas y el RNG, pero al no usar la tarjeta de su jugador, se está negando valiosas compensaciones y, a veces, reembolsos en efectivo del casino.