¿Qué hace un esquinero?

Los dos esquineros son los expertos en cobertura de pases en las líneas defensivas de los equipos de fútbol. Ágiles y rápidos, los grandes esquineros tienen instintos naturales para el juego, específicamente sobre cómo cubrir, leer, ajustar y romper la pelota, lo que los convierte en los pilares de las jugadas de defensa de pase donde su efectividad influye en gran medida en el éxito de la estrategia defensiva general. .

Al igual que con todas las posiciones de fútbol, ​​las asignaciones de los esquineros varían según la jugada convocada y el esquema defensivo, pero todos los esquineros deben ser hábiles en algunas áreas básicas de juego, incluida la cobertura de prensa y de hombre a hombre, zona y técnicas de fianza. y comprensión de la estrategia de pases del equipo ofensivo.

Independientemente de la técnica, un buen esquinero entiende el juego aéreo y el tiempo de los receptores. Tiene un gran juego de pies, rapidez, velocidad e instintos futbolísticos. Este tipo de conjunto de habilidades es difícil de encontrar en un atleta más alto, por lo que la mayoría de las curvas son más cortas que el resto de los jugadores en el campo.

Técnicas de cobertura que todo esquinero debe conocer

Todo gran esquinero debe ser hábil en ambas formas de cobertura defensiva: cobertura de prensa y cobertura de hombre a hombre. Estas dos técnicas dan a las esquinas su ventaja defensiva, lo que les permite bloquear al receptor para que no atrape la pelota, pero en cada una, el esquinero debe tener cuidado de no recibir una interferencia de pase en la jugada.

En la cobertura de prensa, una esquina se alineará cerca de su receptor e intentará hacer un atasco en la línea de golpeo para reducir la ruta del receptor. Una vez hecho el Jam, la esquina caerá a su zona, como en la portada 2. Atascar a un receptor es extremadamente difícil de hacer bien y legalmente. Si la pelota se lanza rápidamente, es fácil recibir una llamada de interferencia de pase en la cobertura de prensa. Pero las curvas que se atascan bien les ahorran mucho dolor a sus profundos y apoyadores al darles tiempo para ponerse en posición, sin mencionar la interrupción de la ruta del receptor.

La cobertura de hombre a hombre es posiblemente la técnica más difícil de hacer con éxito en el campo de fútbol, ​​y las esquinas juegan de hombre a hombre más que nadie. A menudo se dice que los esquineros están "en una isla" con su receptor porque dondequiera que se alinee el receptor más ancho también es donde normalmente se alinea la esquina.

El receptor abierto siempre tiene la ventaja, porque puede hacer el primer movimiento y sabe hacia dónde se dirige la pelota. El hombre a hombre es fácil de entender, pero difícil de hacer bien; Encuentra a tu hombre, cubre a tu hombre, no dejes que atrape la pelota.

Lo importante a recordar en la cobertura de hombre a hombre es estar siempre al tanto de la posición del receptor y, idealmente, poder pensar dos pasos adelante en caso de que la jugada cambie repentinamente. Por ejemplo, si el esquinero está a unos pocos pies delante del receptor, pero luego el receptor atrapa la pelota, el esquinero necesitaría pivotar rápidamente para hacer frente al receptor lo más rápido posible.

Técnica de zona y fianza y combinación de las tres

Muchas veces, una esquina disfrazará la cobertura de la prensa y luego se lanzará a su zona profunda, como en la cobertura 3 cuando se rompe la pelota, o inmediatamente antes. La capacidad de profundizar rápidamente es un aspecto importante de esta técnica porque la esquina necesita recorrer una gran distancia en un corto período de tiempo; es probable que el receptor ya esté alineado para una atrapada cuando llegue un esquinero.

Este movimiento de ritmo rápido es una especie de engaño en el campo. Tanto los entrenadores como los jugadores esperarán que el esquinero se mantenga cerca de la línea defensiva para protegerse de una jugada corta, pero el esquinero luego retrocederá para bloquear a un receptor en el fondo del campo, confiando en la defensa para bloquear el juego corto.

Esta técnica, combinada con la prensa y la cobertura de hombre a hombre, permitirá que los esquineros dominen la línea defensiva, impidiendo que el equipo contrario mueva la pelota demasiado lejos en el campo con cada jugada exitosa.

Un buen esquinero comprende las opciones que tiene un receptor contrario en el campo, lo que a su vez permite que el esquinero planifique su movimiento correctamente cuando el balón se rompe y lee la jugada ofensiva. Si el receptor se queda corto, una buena esquina usará la cobertura de la prensa, pero si uno va largo, puede usar técnicas de hombre a hombre o de zona y fianza para mejorar realmente la defensa.