Revisión del dragón adidas

Por lo general, cuando la gente piensa en las zapatillas Adidas de la vieja escuela, generalmente se imaginan zapatos de tacón, Sambas, Campus o zapatillas vintage con correas. Sin embargo, rara vez los Adidas Dragons pasan a primer plano en sus mentes a pesar de que salieron en los años 70 y encajan en el molde retro. Sí, lo retro se combina con el estilo y la actitud hip-hop en la elegante y elegante zapatilla Adidas Originals Dragon. Si ha coleccionado clásicos de Adidas en el pasado, ¿por qué detenerse antes de agregar el Dragón? En la visibilidad de la calle actual, es el nuevo Adidas Campus o Nike Cortez del pasado.

Estilos

El estilo retro icónico y la comodidad diaria hacen de la zapatilla retro Originals Dragon de Adidas uno de los zapatos más feroces que jamás haya visto en su acera. Detallado con franjas distintivas corriendo a cada lado, el Dragon combina aspectos elegantes de la cancha y la calle. Es delgado, se desliza plano y carece del "trozo" que es característico de las zapatillas adidas retro como el Adidas Forum. Deportivas, livianas, frescas y versátiles, las Adidas Dragon son geniales y son una excelente zapatilla para todos los días. Intente usarlos con jeans rectos y cualquier camiseta. No solo son fáciles de emparejar, sino que pueden recibir golpes en el pavimento y mucho abuso cuando estás fuera de casa.

Comodidad y ajuste

El Adidas Dragon es cómodo pero viene con críticas mixtas. La primera es que son más planas que la mayoría de los zapatos Adidas. Una forma y una suela más finas las hacen ligeramente únicas por estas razones. En segundo lugar, según el material del zapato, la comodidad también difiere. Puedes encontrar estas zapatillas en gamuza, lona o parte superior de cuero. La parte superior de tela los hace livianos y fáciles de cuidar, pero no se estiran para un ajuste ceñido como los de cuero. Sin embargo, esta reedición cuenta con una cuña de EVA para una mayor amortiguación y un forro textil para mayor comodidad independientemente del material.

La elección de una parte superior cómoda depende de cuánta comodidad adicional realmente necesiten sus pies. Si eliges un tamaño intermedio, elige cuero. Una plantilla acolchada, un cuello acolchado y un forro de malla que absorbe la humedad mantienen los pies activos apoyados y frescos. Si tus pies exigen atención o necesidades especiales, elige otro zapato con una suela más gruesa de cuero. Para conocer las diferencias entre los zapatos de cuero y de cuero y saber qué material es el adecuado para usted, vaya aquí para obtener más información.

Diseño

El Dragón es una joya callejera afilada como un láser. Popular entre los niños "Euro" y visto en muchos campus universitarios, este zapato también está ganando muchos amigos en el gimnasio. Con un peso exacto de una libra, o menos de medio kilo, las zapatillas son extremadamente ligeras. También constan de una suela de goma flexible para mayor tracción y durabilidad, además de una suela interior que retiene la humedad. Encontrado en una variedad de colores adecuados tanto para hombres como para mujeres, el Dragon ofrece versatilidad cuando se combina con cualquier atuendo.

Conclusión

Las Adidas Dragon inspiradas en el running irrumpieron en la escena del calzado de entrenamiento en la década de 1970, pero no han gozado de gran popularidad hasta hace poco. Desde sus primeros días, poco a poco ha escalado su camino hacia el estrellato, casi 4 décadas después. Su suela exterior de goma de sierra con agarre y su perfil delgado rápidamente se ganaron a los fanáticos, pero su estilo vintage simple es lo que encendió a muchos seguidores. El Dragon es una gran opción para aquellos a quienes no les gustan las zapatillas voluminosas y prefieren cortes más delgados. Con las clásicas correas de tres rayas de Adidas, estas patadas están muy bien diseñadas, son versátiles, ofrecen comodidad, flexibilidad y no escatiman en durabilidad en la calle. Puede encontrarlos en los puntos de venta de Adidas y en los estantes de liquidación por poco dinero u obtenerlos a su precio minorista habitual. Un par de estos cuesta entre $ 30 y $ 70.