Sinastría sol-saturno en las relaciones

Cuando el Sol de una persona está alineado con el Saturno de la otra, a menudo hay una sensación de peso en la relación. Se siente predestinado o 'kármico', con el estado de ánimo subyacente de que hay trabajo que hacer juntos.

He notado que esta sinastría aparece en muchas relaciones a largo plazo. Tenga en cuenta que Saturno se ocupa de la estructura de la vida y el Sol es su fuerza motriz principal. 

Hay sentimientos de deber y responsabilidad incorporados al sindicato, y es uno sobrio para el arduo trabajo diario de criar a los niños. Proporciona un sentido de estructura para la vida real, pero también puede estar plagado de sentimientos de obligación y seriedad.

La relación Sol-Saturno es como un crisol con potencial de crecimiento intenso. También tiene un efecto vinculante que se presta al compromiso. Pero hay trampas en esta pareja que hacen tropezar a muchas parejas.

La naturaleza limitante y restrictiva de Saturno ejerce una presión implacable sobre el Sol para controlar lo que surge de forma natural. Eso no suena divertido, pero cuando se hace en pequeñas dosis, ayuda al Sol a refinar su forma de expresión.

El Sol encuentra que Saturno lo desaprueba y puede comenzar a sentirse inhibido bajo el ojo crítico del maestro. Saturno, como padre, puede tener autoridad, y esto frena el entusiasmo del Sol. Saturno puede ser el juez severo para el sol radiante e impulsivo natural. 

A veces, esta relación resalta la inseguridad del Sol, particularmente si la carta tiene un aspecto Sol-Saturno u otros aspectos desafiantes del Sol también. Si tiene un aspecto Sol-Saturno en su carta, la relación puede acentuar ese punto de estrés, pero también producir crecimiento.

La severidad de Saturno se encuentra con el sol brillante

Las cualidades de Saturno son maduras y cuidadosamente controladas y dirigidas. A veces Saturno crece para resentirse del Sol, como la encarnación iluminada de las energías que mantienen bajo control. Si Saturno no tiene ni idea de lo que está reteniendo, puede convertirse en un fanático del control del Sol. El Sol, por supuesto, se resiente de que lo reinen y encuentra esto asfixiante en las relaciones.

Experimenté esto durante mi regreso a Saturno cuando conocí a alguien cuyo Sol encarnaba todos esos rasgos que estaban seriamente restringidos y en conflicto dentro de mí. Fue una relación importante, pero no una que duró mucho, ya que los patrones destructivos se establecieron rápidamente. 

Un patrón destructivo es la sensación de que el Sol se está comportando de una manera que amenaza a Saturno. Pero en realidad, solo están siendo ellos mismos. Si el Sol es inmaduro y no está dispuesto a aprender del otro, es una receta para el desastre. 

Saturno tiene que aceptar los temores que el Sol está provocando y observar las defensas de Saturno que a menudo están inconscientes. Incluso si la relación se va al sur, aún así obtendrás una mayor comprensión de tu propia personalidad. 

Activación inconsciente

La relación Sol-Saturno se vuelve compulsiva cuando ninguno de los dos se da cuenta de lo que hay detrás de todas estas posturas. Saturno se vuelve totalmente inseguro por la facilidad de expresión del Sol. Un poco de tranquilidad del sol ayuda mucho. Tampoco está de más si el Sol muestra respeto y aprecio por la guía de Saturno. Cuando Saturno se vuelve consciente de sí mismo y aprende a admirar el Sol por su resplandor, ambos pueden disfrutar del resplandor.

Esta es la sinastría que une a dos, para que sobrevivan a los tiempos difíciles. Es una reunión que hace que una pareja se establezca en el negocio de vivir el día a día.

El Sol calienta a Saturno y, cuando se hace bien, aumenta la confianza de este último. Saturno es el maestro marchito del Sol, uno que tiene lecciones útiles para compartir de la escuela de los golpes duros. Mucho dependerá del signo de Saturno y del Sol en cuanto a la capacidad de respuesta de ambos.

Sin embargo, no funcionará si Saturno redobla sus comportamientos defensivos e intenta mantener al Sol cerca por miedo o dependencia. 

Ambos tienen vulnerabilidades en esta reunión, y solo una atmósfera de confianza evitará que la relación se doble bajo la tensión. Cuando hay respeto por las fortalezas y compasión por las vulnerabilidades, los vínculos entre ellos se fortalecen aún más.