Tocar el piano (p) dinámico en la música

El piano, visto con mayor frecuencia como p en las partituras, afecta la dinámica (o el volumen) de una composición musical y es una indicación para tocar suavemente, más fuerte que pianissimo (pp), pero más suave que el mezzo piano.

Los compositores a menudo arreglan las piezas con decrescendos en una nota sostenida de piano (p), que lentamente regresa a un volumen regular para enfatizar un tema, tono o estado de ánimo en particular de la pieza general. Piano (p) a menudo se considera una instrucción genérica, que se basa en gran medida en el contexto de la sección que describe para definir el volumen real necesario y, como resultado, pianissimo se suele atribuir a una sección que está destinada a ser extremadamente silenciosa, no importa el contexto de las secciones circundantes.

Piano es lo opuesto a forte (f), y en la música francesa, uno podría referirse a la anotación dinámica como doucement o dou y un compositor alemán conocería este volumen como leise, pero todavía se denota típicamente como p en las partituras como idioma del sonido es universal (basado en el latín).

La dinámica de las orquestas

Al organizar composiciones completas que incluyen una variedad de instrumentos, los compositores deben considerar el volumen de cada instrumento en relación con el otro. Como algunos instrumentos son naturalmente más ruidosos que otros, incluso cuando se tocan suavemente, se debe prestar especial atención a qué firmas dinámicas deben usarse en cada sección de la pieza por interpretación de instrumento.

Durante un solo de corno francés silencioso pero misterioso, por ejemplo, se puede indicar a un tuba que toque pianissimo (pp) en lugar de piano (p), lo que mantiene las notas de la tuba lo más silenciosas posible mientras logra hacer un sonido lento, casi silencioso. compás de los delicados sonidos de la trompa; mientras tanto, un instrumento aún más silencioso como una flauta puede recibir instrucciones para tocar a un volumen normal, ya que su salida natural es mucho más baja que la del corno francés.

Poder instruir instantáneamente a los intérpretes para que bajen sus instrumentos y armonicen con el volumen de los demás es crucial para crear una gran interpretación en general, y usar la dinámica del piano es una buena manera de crear algunos momentos ricos dentro de los arreglos musicales.

Crescendos, decrescendos y otras dinámicas

Al componer un arreglo musical, las horquillas se utilizan para denotar crescendos y decrescendos sobre o debajo de una serie de notas o compases; Estas instrucciones les dicen a los músicos que toquen más fuerte (crescendo) o más suavemente (decrescendo) a lo largo de la progresión de las notas, y a menudo son seguidas por una instrucción para tocar piano o forte, indicando la cantidad que el volumen debe subir o bajar en esa sección.

A veces, los compositores también utilizarán significantes dinámicos adicionales para instrucciones específicas relacionadas con el volumen; estos incluyen piano, forte, mezzo-piano y mezzo-forte, più piano y forte, pianissimo y pianississimo, fortissimo y fortississimo. Estas dinámicas a menudo se basan en el volumen contextual (più piano significa "más suave") y pueden hacer mucho para instruir rápidamente a los músicos para que toquen a un volumen propicio para el estado de ánimo de una pieza.

Combinando crescendos o decrescendos con estas dinámicas, los músicos pueden evaluar fácilmente el nivel de volumen apropiado para subir o bajar al tocar compases marcados de un arreglo. Aprender a tocar desde el piano hasta el fuerte y en cualquier lugar intermedio es una parte esencial de ser músico, y comprender los símbolos que representan estas dinámicas es esencial para leer partituras.